fbpx
Mar, Nov 12, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr

La auditoría médica realizada por el Ministerio de Salud al expediente clínico de la paciente Lizandra Jarquín —quien falleció luego que fue sometida a una cirugía de liposucción y aumento de glúteos—, realizada por el acusado David Páramo, dice que este cometió una falta muy grave en el procedimiento, que causó la muerte de la víctima.

Según el informe, el doctor Páramo extrajo 8.2 litros de grasa a la paciente que pesaba 71 kilogramos, mientras que la doctrina establece que a una paciente con esta masa corporal solo se le puede extraer hasta el 5 por ciento de su peso en kilogramos.

Además aseguran que si la liposucción pasa de cinco litros de grasa, ya es una mega liposucción y la paciente no estaba apta o no cumplía requisitos para una cirugía como esta.

También en el expediente establece que es una operación ambulatoria, pero todo procedimiento que pasa una hora ya no es ambulatoria, por el tiempo en que la persona permanece bajo anestesia y los riesgos son mayores.

Este informe fue presentado como prueba en la audiencia inicial contra Páramo por homicidio imprudente.

La juez Ivette Pineda, titular del juzgado sexto local penal admitió el escrito de pruebas y programó juicio para el próximo 25 de julio.

Información: La Prensa.