fbpx
Mié, Sep 18, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 858

Los pobladores del Reparto San Juan en Jinotepe, Carazo, comienzan a respirar ya que sus calles y aceras, que estuvieron llenas de tramos y canastos, están siendo despejadas con el traslado de los comerciantes al nuevo mercado.

Los ciudadanos de esta zona de Jinotepe se quejaron en muchas ocasiones porque no podían salir de sus viviendas. Aguantaban la pestilencia de la basura acumulada y del agua que se estancaba en las diferentes alcantarillas. Se veían obligados a tolerar el bullicio de los perros callejeros, bocinas de los carros y de la música de los vendedores de CD.

Doña Eudomilia de Bermúdez, habitante de San Juan, ahora sin ningún “calache” en su acera, abre la verja de la puerta de su casa tranquilamente y muchas personas que la conocen al ver la calle casi limpia, le brindan felicitaciones.

Ella fue una de las tantas ciudadanas jinotepinas que asistió en reiteradas ocasiones a la alcaldía, para exigir a las autoridades municipales que se hiciera el trasladado del mercado.

“Nací de nuevo” “Hoy como que nací de nuevo, toda la gente me viene a felicitar, después que pasé aquí metida como presa tantos años. No hallo cómo explicarte, me parece que es mentira que estoy en la calle de antes, me siento como un pájaro que sale de su jaula, con ganas de volar”, señaló Bermúdez. Argumentó que ella no se esperaba que se hiciera realidad ese sueño y que fue gracias a la gestión del sacerdote, Juan de Dios García, párroco de la iglesia Santiago, que se pudo concretar.

Lamentó que doña Elena de Mayorga, su vecina (q.e.p.d), no pudiera ver el barrio limpio, porque fue una de las que también luchó para que se diera ese cambio.

“Me parece que es una idea estupenda, prácticamente el mercado va a tener una mejor imagen, será algo más ordenado y limpio”. Expresó Jairo Palacios, poblador.

“Pienso que esto es algo bueno, al dejar —libre— el centro de Jinotepe el turista que venga va a ver mejor la ciudad. Al estar el mercado allá, todo va a ser más organizado y limpio” señaló el estudiante José Blandino.

Otro que expresó su alegría fue don Ervin Silva: “Ahora que las calles están despejadas, hay que restablecer la circulación vehicular y mantener siempre limpio, eso le va a dar mejor rostro a la zona. Nosotros nos sentimos bien, pero lo del traslado es algo que se debió hacer hace mucho tiempo, pero de todas formas celebramos, porque vamos a poder vivir en paz, sin plagas, ruidos y sin estar con las personas que incluso nos llegaron a amenazar por defender nuestro derecho”, dijo Silva.

A Doña Nubia Campos, también se le dificultaba salir de su casa. “Eso es lo que esperábamos —el traslado al nuevo mercado—, gracias al Señor que tuvimos esa dicha de sentirnos ya libre de tantos años de presidio. Nosotros estábamos unidos con la iglesia y de tanto pedirle al Señor, se cumplió ese sueño”.

“Cuando la gente (los vendedores) se van, esto queda un poco triste, pero para los que tienen sus casas o negocios, es positivo, porque ahora cuentan con su propia libertad” dijo la ciudadana Sayonara Zeledón.

Estos pobladores esperan que todos los comerciantes se vayan al Jorge Matus Téllez y aseguraron que no permitirán que nadie más les ocupe sus espacios.

Información: Mynor Garcia.