fbpx
Mié, Nov 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr

Asistido por un abogado y de manera espontánea, José Alexander Sánchez Centeno admitió la mañana de este lunes 6 de junio ante una juez de Matagalpa que mató con una lezna artesanal (herramienta de zapatería) a su abuelo José Rufino Centeno Ocón, de 88 años.

El crimen ocurrió el 1 de junio recién pasado en el sector llamado Sol de Libertad en el Valle Waswalí, cinco kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa.
Sánchez Centeno fue detenido dos días después durante un operativo policial en Sébaco.

Durante la audiencia preliminar del proceso, este lunes 6 de junio, el joven de 18 años admitió el delito de parricidio que le imputó la Fiscalía.

Según el fiscal auxiliar Walter Urbina, el acusado llegó ebrio a la 1:00 a.m. del 1 de junio a la casa de sus abuelos exigiendo que le abrieran la puerta. Luego, lanzando una taza de vidrio golpeó al abuelo lesionándole un ojo y acto seguido lo agredió con la lezna, hiriéndole cerca de un ojo, herida que le provocó la muerte.

Sánchez y su defensor Freddy Rizo pidieron a la juez Josefina Vásquez que el primero sea valorado por un siquiatra forense. Asistido por un abogado y de manera espontánea, José Alexander Sánchez Centeno admitió la mañana de este lunes 6 de junio ante una juez de Matagalpa que mató con una lezna artesanal (herramienta de zapatería) a su abuelo José Rufino Centeno Ocón, de 88 años.

El crimen ocurrió el 1 de junio recién pasado en el sector llamado Sol de Libertad en el Valle Waswalí, cinco kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa.
Sánchez Centeno fue detenido dos días después durante un operativo policial en Sébaco.

Durante la audiencia preliminar del proceso, este lunes 6 de junio, el joven de 18 años admitió el delito de parricidio que le imputó la Fiscalía.

Según el fiscal auxiliar Walter Urbina, el acusado llegó ebrio a la 1:00 a.m. del 1 de junio a la casa de sus abuelos exigiendo que le abrieran la puerta. Luego, lanzando una taza de vidrio golpeó al abuelo lesionándole un ojo y acto seguido lo agredió con la lezna, hiriéndole cerca de un ojo, herida que le provocó la muerte.
Sánchez y su defensor Freddy Rizo pidieron a la juez Josefina Vásquez que el primero sea valorado por un siquiatra forense.

Tomado de: La Prensa.