fbpx
Sáb, 27 Febrero

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Descargo de responsabilidad.

La información contenida en este sitio web es solo para fines de información y entretenimiento general.

La información proporcionada por Stereo Romance es actualizada y corregida continuamente, pero no hacemos declaraciones ni garantías de ningún tipo, expresas o implícitas, sobre la integridad, precisión, confiabilidad, idoneidad o disponibilidad con respecto al sitio web, la información publicada, productos, servicios o gráficos relacionados, contenidos en el sitio web para cualquier propósito.

Por lo tanto, cualquier confianza que deposite en dicha información es estrictamente bajo su propio riesgo.

En ningún caso seremos responsables de ninguna pérdida o daño, incluidos, entre otros, pérdidas o daños indirectos o consecuentes, o cualquier pérdida o daño que surja de la pérdida de datos o ganancias que surjan de, o en conexión con, el uso de este sitio web.

A través de este sitio web, puede conectarse a otros sitios web que no están bajo el control de Stereo Romance. No tenemos control sobre la naturaleza, el contenido y la disponibilidad de esos sitios.

La inclusión de cualquier enlace no implica necesariamente una recomendación ni respalda las opiniones expresadas en ellos.

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: Stereo Romance no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del portal o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo.

Stereo Romance se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Site, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en su Site.

Stereo Romance podrá eliminar mensajes de texto, blogs, chats, foros, cartas, artículos de opinión, etc. con contenido discriminatorio, desagradable, abusivo, burlesco, amenazante, homofóbico, xenofóbico, injurioso, calumnioso, difamatorio, pornográfico, sexista, que busquen crear estereotipos entre grupos de la población, que contengan ataques personales, en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso, que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, que infrinjan derechos de propiedad intelectual de terceros, o que sean repetitivos, con correo basura o "spam" a favor de una persona, entidad o comercio, con el fin de hacer promociones de bienes o servicios, que contengan virus, o codificaciones que puedan interrumpir, destruir, limitar o hacer caer los sistemas implementados por Stereo Romance.

Ante estas violaciones, a solicitud de parte o de oficio, se eliminará de los registros

Muchas personas cargan a diario canastos y cajas que instalan en las esquinas para comercializar

Comprar ajos a un vendedor ambulante, una sombrilla, una camisa y hasta los cuadernos para la entrada a clases, hace que contribuyamos a sostener la economía de un hogar nicaragüense, ante la precariedad del empleo que existe en nuestro país.

Puede sonar tosco y hasta grosero llamar empleo de precariedad al que tienen quienes se ganan el pan nuestro de cada día en las calles de las diferentes ciudades y puntos comerciales del país, pero es el reflejo de la alta tasa de desempleo.

El crecimiento del empleo informal bajo la forma de “nuevos emprendimientos” lejos de crear sostenibilidad, solo agrava la crisis de la subsistencia en la que miles de nicaragüenses se ganan el día a día con la venta de productos perecederos, de moda y hasta según la época del año, así que cambia, de artículos navideños a útiles escolares, a trajes de baño y así sucesivamente, según la época del año. 

La precariedad de estos empleos lejos de brindar trabajo decente, condena a las personas al trabajo informal, al margen de la seguridad social y de alcanzar ingresos fijos.

Según la Organización Internacional del Trabajo, los parámetros para tener trabajo decente contemplan que se debe contar con un conjunto de oportunidades y capacidades, que los individuos puedan alcanzar sus derechos en la sociedad para poder tener acceso a la equidad, la libertad, la seguridad y la dignidad, un conjunto de derechos sociales, cuya responsabilidad real es de la sociedad.

Pero en nuestro país el cierre de empresas como zonas francas, medios de comunicación, ONGs, pequeñas empresas y otros negocios, deja en el banco del desempleo a miles de ciudadanos, como el caso de la Zona Franca BWA, en Diriamba, Carazo, que de un momento a otro cerró sus puestas, mandando a 2035 personas al desempleo.

Ante estos cierres y falta de oportunidades, la opción es vender de forma ambulante productos en las calles del país, es común encontrarnos en las afueras de los barrios, en los mercados o afuera de hospitales, construcciones o empresas, puestos de comida rápida en un carrito, la improvisación de toldos para vender chiverías o al ciudadano que recorre calles con pailas a la cabeza ofreciendo buenos precios.

empleos-carazo.jpg

Agravada la crisis desde 2018

Desde antes de la crisis de 2018, el empleo en Nicaragua venía siendo un tema de preocupación, tras un año de una situación política desfavorecedora que afectó al turismo y a las micro y pequeñas empresas que cerraron sus puertas, llegó un 2019 sostenido por el envió de remesas de personas que viven en el exterior, pero el 2020 preparó sorpresas que también golpearon de frente al país.

Quizás también te interese

Para nadie es secreto que 2018 fue un año duro en el campo laboral. El Informe de Coyuntura que elabora la Fundación Nicaragüense de Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) refleja que el número de afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social cayó en 158 mil personas. Estos datos, para dar una idea, solo representan una fracción del mercado laboral nicaragüense.

Pero en 2020, la situación volvió a inclinar la balanza a una mayor crisis, tras el paso de la pandemia del Covid-19, las fronteras cerradas le dieron una estocada a la economía del turismo que recién se restablecía en Nicaragua, sin la entrada de turistas extranjeros por la cancelación de vuelos, la afectación a la economía se volvió aún peor.

De acuerdo con Central América Data, en Nicaragua el empleo formal cayó un 4%. En agosto 2020 el número de trabajadores afiliados al Seguro Social ascendió a 695.867, 4% menos que en igual período de 2019, caída que se registra en el contexto de la crisis económica que viene desde 2018 y que se agravó en 2020 por el brote de Covid-19.

Según el reporte del Banco Central de Nicaragua (BCN), de acuerdo con los registros del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), en agosto el número de afiliación se ubicó en 695.867 personas empleadas en el sector formal, mostrando un incremento de 0,3% respecto al mes anterior (693.476 personas), y una disminución de 3,7% respecto a igual mes del año pasado (722.606 personas).

Datos oficiales

Bajo el nombre de emprendimientos se ocultan cifras en Nicaragua, se romantiza el hecho de “buscar qué vender”, porque no hay empleo y se cuenta la venta de platanitos de la señora de la esquina como porcentaje de ocupación.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) presentados el 16 de diciembre de 2020 a nivel nacional, la tasa neta de ocupación se ubicó en 95.2%, mostrando un aumento de 0.6 puntos porcentuales respecto al tercer trimestre de 2019.

La tasa neta de ocupación para los hombres fue de 95.1% y para mujeres de 95.2%.

La tasa de desempleo abierto al tercer trimestre de 2020 se ubicó en 4.8%, registrando un decrecimiento de 0.6 puntos porcentuales en relación al tercer trimestre de 2019.

La tasa de desempleo de los hombres fue del 4.9% y para las mujeres fue de 4.8%.

Estas cifras oficiales que responden a maquillar la pobreza y el desempleo en el país son poco creíbles, ya que en nuestros círculos sociales nos podemos dar cuenta la cantidad de familiares y amigos que viven de pequeños negocios propios, ventas ambulantes o negocios informales.

En Nicaragua se puede decir que la falta de empleo y las políticas mal diseñadas de “emprendimientos” ha arrojado a miles de nicaragüenses a la precariedad laboral, donde es muy poco probable que logren el éxito.

1000 Characters left