fbpx
Dom, 24 Octubre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Descargo de responsabilidad.

La información contenida en este sitio web es solo para fines de información y entretenimiento general.

La información proporcionada por Stereo Romance es actualizada y corregida continuamente, pero no hacemos declaraciones ni garantías de ningún tipo, expresas o implícitas, sobre la integridad, precisión, confiabilidad, idoneidad o disponibilidad con respecto al sitio web, la información publicada, productos, servicios o gráficos relacionados, contenidos en el sitio web para cualquier propósito.

Por lo tanto, cualquier confianza que deposite en dicha información es estrictamente bajo su propio riesgo.

En ningún caso seremos responsables de ninguna pérdida o daño, incluidos, entre otros, pérdidas o daños indirectos o consecuentes, o cualquier pérdida o daño que surja de la pérdida de datos o ganancias que surjan de, o en conexión con, el uso de este sitio web.

A través de este sitio web, puede conectarse a otros sitios web que no están bajo el control de Stereo Romance. No tenemos control sobre la naturaleza, el contenido y la disponibilidad de esos sitios.

La inclusión de cualquier enlace no implica necesariamente una recomendación ni respalda las opiniones expresadas en ellos.

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: Stereo Romance no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del portal o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo.

Stereo Romance se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Site, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en su Site.

Stereo Romance podrá eliminar mensajes de texto, blogs, chats, foros, cartas, artículos de opinión, etc. con contenido discriminatorio, desagradable, abusivo, burlesco, amenazante, homofóbico, xenofóbico, injurioso, calumnioso, difamatorio, pornográfico, sexista, que busquen crear estereotipos entre grupos de la población, que contengan ataques personales, en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso, que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, que infrinjan derechos de propiedad intelectual de terceros, o que sean repetitivos, con correo basura o "spam" a favor de una persona, entidad o comercio, con el fin de hacer promociones de bienes o servicios, que contengan virus, o codificaciones que puedan interrumpir, destruir, limitar o hacer caer los sistemas implementados por Stereo Romance.

Ante estas violaciones, a solicitud de parte o de oficio, se eliminará de los registros

Periodista comparte cómo vivió la cobertura de los huracanes Eta e Iota

El impacto de los huracanes Eta e Iota en la Costa Caribe Norte de Nicaragua llevó a muchos periodistas a reinventarse en las coberturas de estos fenómenos naturales y a desafiar muchos obstáculos para ejercer su labor informativa.

Stereo Romance conversó con la periodista Ileana Lacayo, vicepresidenta de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN, sobre su experiencia en la cobertura de estos fenómenos climatológicos. 

“El paso de estos huracanes en la costa Caribe a mí todavía me da escalofrío, al ver cómo la naturaleza se ensañó contra un mismo sitio en el Caribe Norte, exactamente el mismo, afectó casi los mismos lugares, las mismas comunidades. Se ensañó dos veces con una diferencia de, yo creo, que 15 días”, señala Lacayo.

Esta comunicadora comparte que entre las principales complejidades para dar cobertura a estos huracanes estuvo la falta de acceso a información oficial, “no pudimos pudo tener acceso a las conferencias de prensa, tampoco a zonas donde se estaban organizando los Comupres para la atención a desastres, eso por un lado, luego por otro lado sólo había información oficiosa que colgaban en los medios de comunicación gubernamentales, entonces, desde el (Caribe) sur decidimos dar seguimiento al fenómeno utilizando otras fuentes”.

Entre las fuentes alternas que usaron menciona el Centro Humboldt, con su monitoreo meteorológico, así como el Centro Nacional de Huracanes de Miami, de cara a dar alerta para la que la gente se organizará.

“Otra de las cosas es que se puso en evidencia es el periodismo colaborativo. Varios medios digitales nos juntamos para hacer transmisiones junto con radio La Costeñísima y entre todos colaboramos para dar orientación incluso en diferentes idiomas. Lo hacíamos en inglés, en español y en miskito. Hicimos redes de colaboración que funcionaron muy bien para intercambiar información con los periodistas que estaban en el Caribe Norte. Ellos nos mandaban imágenes, audios, fotos, igual se compartía a nivel nacional”, prosiguió Lacayo.

Asimismo, reconoce que hubo complejidad de recursos para dar cobertura, porque hay que moverse por agua, lo que implica tener pangas y mucha gasolina.

“En otras ocasiones, en otros tiempos, las mismas instituciones públicas apoyaban a los periodistas para movilizarse hasta su zona y ahora no y menos a los periodistas independientes que no tenemos medios ni recursos como para movilizarnos entonces ahí es donde funciona el periodismo más de colaboración”, recalca.

Por otro lado, Lacayo asegura que como país se necesita “estar mejor preparados, porque el cambio climático, los desastres climáticos, son un hecho y cada vez están más presentes y nos afectan con mayor frecuencia”.

Quizás también te interese

“No podemos olvidar que la zona del Caribe y sobre todo el Caribe Norte es una de las más vulnerables de Nicaragua, con los grados de pobreza más altos, con comunidades muy dispersas, muy pobres, que han sido despojadas de sus territorios, que han sufrido mucha violencia por parte de paramilitares y también de toma tierra que han invadido los territorios indígenas y el huracán vino a profundizar esta vulnerabilidad”, continuó.

No hay que olvidarse de los afectados

Por otro lado, la periodista independiente apuntó que las familias afectadas por los huracanes vivían en pobreza y ahora están prácticamente  sin nada, porque “tuvieron que salir de sus comunidades, algunas obligadas por seguridad, pero no han podido retornar, porque si tenían poco, ahora no tienen nada y pues esto se puede ver en los centros urbanos, donde andan tantas familias migrando de casa en casa, durmiendo a la intemperie, con niños, con mascotas, porque todavía no han podido retornar”, grafica.

Esta situación la califica como lo más dramático del asunto y asegura que “ya la mayoría de los nicaragüenses no recuerdan la situación del huracán y que esta gente todavía sigue pues con muchas dificultades”.

El trabajo de PCIN

Lacayo señaló que desde PCIN la Comisión Ejecutiva se organizó para monitorear qué periodistas estaban en la zona y qué periodistas se estaban moviendo desde Managua hacia la zona.

“Empezamos a hacer un monitoreo, un listado de contactos, para estar frecuentemente monitoreando, para ver cómo estaba la situación en el primer huracán. Con Eta no hubo muchos periodistas en la zona, sino que fueron después a ver las afectaciones. Tuvimos monitoreo en coordinación y también con los corresponsales de medios internacionales que tienen una organización y entonces también con la coordinadora de ellos”, recalcó.

Por otro lado dijo que hicieron un monitoreo y una evaluación rápida de las afectaciones que habían tenido colegas y medios de comunicación, lo que les permitió conocer que 12 periodistas habían sido afectados y aunque  no todos son afiliados a PCIN, decidieron  apoyarlos con un apoyo económico básico y les dieron respuesta en menos de 8 días.

También entregaron a algunos periodistas un kit de seguridad que llevaba baterías,  focos, mosquitero y medicamentos.

“Luego vino inmediatamente el Iota que nos agarró a muchos desprevenido y  después de su paso empezamos a hacer un monitoreo mucho más amplio, vimos que las afectaciones se extendieron por el Caribe Norte, pero también por Carazo, por León, por Managua, y periodistas afectados en diferentes departamentos del país. Hicimos una breve entrevista para conocer cuáles son las afectaciones y se lograron contabilizar a 27 periodistas que habían sido afectado en diferentes niveles verda y se volvió a gestionar ayuda. También hubo muchos medios afectados, sobre todo en Puerto Cabeza y las Minas, radios que se les cayó sus  antena y que tuvieron daños en su equipo y cosas por el estilo, aunque lamentablemente no contamos con fondos para apoyarles”, prosiguió.

Finalmente, Lacayo aclaró que los principales fondos económicos se gestionaron a partir del comité de comunicadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Voces en Libertad y como los corresponsales internacionales.

1000 Characters left