Autor: Mynor García. Los estudiantes le pidieron “raid” debido a que caminan varios kilómetros. 

Un hombre que viajaba con su esposa en una motocicleta por el sector de la comunidad rural de Buena Vista del Norte, en Diriamba, Carazo, decidió montar a un grupo de estudiantes de primaria que iban para la escuela Pedro Joaquín Chamorro. 

En el vehículo de dos ruedas iban cinco personas y un conejo a bordo, pero al llegar a una bajada, el conductor decidió bajar a sus pasajeros. En esta zona, solo hay un bus de trasporte público que pasa cada cuatro horas y se dice que los estudiantes se ven obligados a caminar casi cuatro kilómetros para llegar a la escuela. 

El ciudadano, quien se dirigía al mar, a las costas de Casares, dijo que montó a los chavalos porque le pidieron “raid” y porque les dio pesar que caminaran tanto bajo el ardiente sol. Muchos de estos estudiantes atraviesan dos ríos y en invierno con la crecida de los mismos, a veces se ausentan a clases.

Pero ¿Qué tan seguro es darle raid a chavalos y chavalas que van para clases?

Hay que tomar en cuenta que hacer estas acciones, por muy generosas que parezcan, también pone en peligro su vida y la de otras personas, es muy importante que la comunidad se organice y solicite otro medio de transporte que logre cubrir las necesidades de esta zona rural de Carazo. El llamado a las autoridades correspondientes a poner cartas en el asunto para evitar una tragedia y brindar medios para que la niñez pueda asistir a clases de manera mas factible.