fbpx
Mié, 30 Septiembre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Adolescente de 15 años asesinada en Boaco  había sido violada a los 13 años

 Letty Martínez Pérez, la adolescente de 15 años a quien encontraron sin vida en la comunidad San Pedro Bajo, Boaco, quedó embaraza tras una violación a los 13 años, cuyo culpable no fue castigado, según revela el portal digital La Lupa.

La familia de la quinceañera aseguró que, aunque ellos denunciaron al agresor sexual de la niña, la Policía Nacional no actuó diligentemente y el hombre pudo escapar hacia Costa Rica. La niña dio a luz a su hijo a los 14años y lo dejó huérfano a los diez meses de edad.

Por si esto fuera poco, su asesino, Pedro Rafael Méndez Oporta, podría ser beneficiado por la decisión de la Policía Nacional, que no tipificó el caso como femicidio, sino como “por rencillas personales”, cuya condena lleva menor cantidad de años.

Leer más:Femicidios en aumento estremecen a Nicaragua

 Juana Jiménez, del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM,  explicó a La Lupa que en los casos que son tipificados como femicidio se puede demandar una condena de hasta 30 años de cárcel, pero en los clasificados como homicidios solo se puede pedir entre siete y quince años.

Estadísticas negativas por femicidio y violación

El bebé de diez meses, hijo de Letty Martínez Pérez, pasó a formar parte de las crudas cifras que indican que ya son 15 los niños que tendrán que vivir sin su madre, producto de los femicidios en lo que va de 2020, según los datos que proporcionó Martha Flores, miembro de Católicas por el Derecho a Decidir.

Leer más:Femicidios: Una pandemia latente que cerró el 2019 con 63 víctimas, mientras el Estado invisiviliza las muertes

Cabe señalar que Martínez  formaba parte de las estadísticas que indican que en Nicaragua, por cada 1,000 mujeres que dan a luz, el 92.8%  están en el rango de 15 a 19 años, según un  informe publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).