fbpx
Mié, 30 Septiembre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Simpatizantes Sandinistas

“No pudieron ni podrán”, “patria libre o morir” y “queremos la paz” eran los gritos de los fanáticos progubernamentales que se hicieron presentes en la catedral de Managua, donde se realzaría misa de cuerpo presente de Ernesto Cardenal, la cual estuvo a punto de ser cancelada por los disturbios.

El féretro del escritor ganador del Premio Reina Sofía entró a Catedral cubierto con la bandera de Nicaragua invertida, y de inmediato empezaron a escucharse las consignas de los grupos de simpatizantes del gobierno, que llegaron identificados con pañuelos rojinegros.

Simpatizantes de gobierno previo a la misa de cuerpo presente Video-Cortesía

"Ambiente de profanación"

No obstante, también había presencia de gran cantidad de personas que llegaron arropadas con la bandera azul y blanco, y replicaron cantando el himno nacional.

El ambiente de desorden era inadmisible en el sepelio de un personaje de la envergadura de Ernesto Cardenal, por lo que los religiosos que presidirían la eucaristía empezaron a rezar para calmar los ánimos.

Leer: Fallece el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal

azul_blanco.jpg

En la misa asistieron también personas con banderas azul y blanco que guardaron la cordura ante la situación. Imagen de Cortesía 

Quizás también te interese

Molestia de los presentes

“Solo este país lo irrespeta, él es alguien de quien debemos sentirnos orgullosos, no es para que le estén gritando y diciendo barbaridades. Él era un religioso, por eso lo trajimos a catedral, sino lo hubíeramos llevado a Solentiname, en silencio. Yo contaba con la gente que lo ama, esta iglesia no fue mandada a llenar, no voy a decir por quién, pero sabemos por quién”, señaló visiblemente molesta la poeta y pintora Luz Marina Acosta, asistente de Cardenal durante 40 años.

“Es un irrespeto más a la memoria del padre, la gente que lo persiguió no puede ser partícipe de los honores, espero que respeten la presencia física del padre”, dijo Vilma Núñez.

El nuncio apostólico, Waldemar Stanislaw Sommertag,   visiblemente molesto bajó del altar y se dirigió a los peridistas diciendo que no era el tiempo para entrevistas  y  pidió a los grupos que estaban en el templo que se comportaran, guardaran la calma y evitaran conflictos. Asimismo,  dijo que no iban a tolerar desórdenes por ninguna de las partes.

Leer además: Periodista golpeado por simpatizantes sandinistas en misa de Ernesto Cardenal presenta fallo renal agudo

Llama poderosamente la atención el hecho de que los simpatizantes  gubernamentales hayan hecho este tipo de acciones  en la catedral, si el gobierno lamentó la muerte del poeta e incluso decretó 3 días de duelo nacional.

Finalmente, la situación fue controlada y se pudo efectuar el oficio religioso.