fbpx
Vie, 29 Mayo

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Francisco Sarria en Juicio/Imagen tomada de la Prensa

Francisco Sarria, diputado suplente del Parlamento Centroamericano, Parlacén, fue declarado culpable de asesinato y crimen organizado por el juez Melvin Vargas.

La sentencia se emitió este martes 18 de febrero y la Fiscalía pidió las penas máximas por cada delito, es decir 30 años de cárcel por asesinato y siete años de prisión por crimen organizado.

Con respecto a la muerte de Máximo Ríos, cuyo cuerpo apareció descuartizado sobre la carretera vieja a León, el 24 de septiembre del 2019, el abogado defensor, Geovanny Ruiz, alegó que su representado estaba ese día celebrando el cumpleaños de su suegra.

Sin embargo, según la acusación presentada por el Ministerio Público, el diputado suplente del Frente Sandinista de Liberación Nacional y pastor evangélico, con antelación, había contratado a Ríos para que trasladara de Chinandega a Mechapa, municipio de El Viejo, un cargamento de 252 kilos de cocaína, la cual supuestamente le fue robada, lo que motivó que Sarria le quitara la vida.
En referencia al asesinato, al ahora declarado culpable le encontraron imágenes en su celular, de las cuales la Fiscalía asegura que se las enviaron directamente al Whatsapp, mientras que la defensa alega que circularon a través de las redes sociales.


En alusión al crimen organizado, la parte acusadora dio como prueba fundamental la relación de llamadas entre Sarria y los otros acusados, los guatemaltecos Silas Galindo Recinos y Lucas Medrano Ramírez, además de Marcos Amaya Narváez y Evert Ospina, de nacionalidad colombiana y residente en Costa Rica.
No obstante, el abogado defensor aseguró que esa llamada se dio porque a Sarria lo buscaron para ejercer la defensa de los procesados.


Francisco Sarria, de 61 años, supuestamente era líder de una organización de narcotráfico amparado a su inmunidad parlamentaria, a la cual renunció para enfrentar el juicio. Mientras que Máximo Ríos, el asesinado, en 2008 fue atrapado cuando trasladaba 50 kilos de cocaína en un furgón, por lo que fue condenado en juicio por tráfico internacional de estupefacientes a ocho años de prisión.

Con información de medios nacionales