fbpx
esenfr
Imagen de referencia de tiburones

Ante un video que circuló en las redes sociales donde aparentemente un pescador es advertido por un ciudadano sobre la presencia de Tiburones, esto en el Gran Lago de Nicaragua, el científico Jaime Incer Barquero  explica que es probable que el animal acuático está de regreso.

 Jaime Incer Barquero indicó que  él conocía de caso de tiburones en el Río San Juan, pero nunca tan adentro del Cocibolca, como sucedió con estos. Sin embargo, advirtió que va a tomar años que la cantidad de tiburones que hubo alguna vez se recupere, lo que también dependerá de la calidad del agua del lago.

Anteriormente se pensaba que ya no habían tiburones en aguas nicas, pero la escena publicada en redes sociales donde los ciudadanos logran escapar del pez al sur de la isla de Ometepe fue corroborada  por el productor Carlos Coronel Kinloch

Coronel explica que la zona donde ocurrió el ataque y logró ser grabado por los pescadores es la más profunda del lago Cocibolca y rica en recursos pesqueros. De ser auténtico el avistamiento de este depredador significa para Coronel que la cadena alimenticia se está recuperando. En sus 48 años de vida, la última vez que vio un tiburón fue hace cuatro años. Contó  que  el animal todavía era pequeño y estaba enredado en una red.

 

La especie de tiburón que habitaba el Gran Lago es conocido como tiburón toro, cuyo nombre científico es Carcharhinus leucas. En un reportaje de la revista Domingo se explica que este tiburón vive en todos los mares tropicales del mundo. Desde el Amazonas hasta el Limpopo, en África. Desde Baja California hasta Taiwán y Nueva Zelanda. Se alimenta de todo tipo de animales marinos (como delfines y tortugas) y también de otros tiburones. Y posee la mayor fuerza de mordida entre los tiburones

De acuerdo con Natural Geographic, el tiburón vive cerca de zonas pobladas, es una especie abundante y se adapta a estar en agua salada o dulce. En el caso de Nicaragua, entran por el Río San Juan, lo atraviesa y llega al lago Cocibolca, donde permanece un tiempo, y regresa al mar. Esta es una especie abundante y es considerado por los expertos como uno de los tiburones más peligrosos entre los existentes

Los tiburones se encontraban por cantidad en la década de los cuarenta o cincuenta, pero desde finales de 1960, el gobierno entregó una concesión a una empresa asiática para que pescaran a los tiburones, así, la población disminuyó al grado que avistar uno era casi imposible.

Fuente la Prensa