fbpx
Vie, Oct 18, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

El torneo más importante a nivel de clubes en el mundo siempre cumple con su fiel promesa, hacer gala del mejor fútbol, y esta no podía ser la excepción. Una extraordinaria noche de Champions se vivió en la clasificación del conjunto holandés, quien dejó de lado los estigmas, e incluso la probabilidad de eliminación, pues los “Merengues” solo tenían que cerrar el resultado en la ida, un cómodo 1-2.

Madrid tenía la tarea de responder delante su gente, que alentaban sin cesar al club con más historia del mundo. Tras caer en casa en par de oportunidades consecutivas frente a su eterno rival, FC Barcelona, debían levantarse y buscar hacer lo que mejor saben en su certamen favorito, la Liga de Campeones. Pero un inspirado Ajax los detuvo, y a domicilio, consiguió dominar al 13 veces campeón de dicha competición.

Raphaël Varane al minuto 4′ de partido encendió las alarmas de la valla defendida por André Onana, un cabezazo que estalló en el travesaño le ahogó el grito de gol a los madridistas.

Cuando todo indicaba que sería un festín “Blanco”, Hakim Ziyech al 7′ silenció el Bernabéu con un golazo al segundo poste defendido por Thibaut Courtois. Ajax siguió dominando, con pases largos llegaban con mucho peligro, dejando atrás a una indeleble defensa, que sin Sergio Ramos, sufrió la coleada de múltiples balones. Al 18′, con una genialidad individual de Dušan Tadić, el ’10’ del club holandés sorprendió a los espectadores con una ruleta, dejando atrás a par de defensores en el borde del área, acto seguido mandó el servicio al corazón del área para que David Neres definiera, conectándole así una estocada anímica a los de Santiago Solari, quienes intentaron incesantemente, sin lograr efectividad.

El instinto de supervivencia es nato en el ser humano, y esto se evidenció en el campo al iniciar el segundo tiempo. Un gigante abatido, que colectivamente no se encontró nunca, y que solo contaba con genialidades individuales para intentar hacerle daño a su verdugo, que no tuvo compasión alguna.

Con contragolpes, el Ajax desmantelaba una y una y otra vez la defensa madridista, una muerte anunciada que se cumplió en el 62′, cuando nuevamente apareció Tadić para mandar un riflazo desde la parte alta del área, y colocar de esta manera, un lapidario 0-3. Marco Asensio marcó el tanto del honor, ese que hizo levantar a toda su hinchada que esperanzada clamaba por la lucha del pase, pero con sangre fría Lasse Schøne de un monumental tiro libre, la clavó al segundo poste, justo donde las arañas tejen su tela, fue ahí cuando el Madrid supo que ya no había más que hacer.

 Una semana terrible

En menos de una semana, el Real Madrid quedó eliminado en la semifinal de la Copa del Rey, tras una goleada de su archirrival Barcelona, y de la Liga de Campeones.

Además, tras la derrota el pasado sábado ante el Barcelona en la Liga española, el Real Madrid queda en tercer lugar de la tabla, doce puntos abajo del líder, dejándolo con pocas posibilidades de llevarse algún torneo este semestre.

Fuente: El Siglo