fbpx
Vie, 25 Septiembre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Violación

Una niña de iniciales E.C.H.L, de 9 años, originaria de la comunidad Samaritano, ubicada en el municipio de Puerto Cabezas, es la nueva víctima de violación en Nicaragua y según medios de comunicación comunitarios el violador es Hopkins Emanas Castillo, de 18 años de edad.

El hombre cometió el aberrante delito, hoy, 15 de septiembre, a eso de las 12:30 del mediodía, cerca de la comunidad 43 en el municipio de Puerto Cabezas, según Radio Bilwi Stereo.

Leer además: No te violan por estar ebria, te violan porque son violadores

Dicha radioemisora publicó en sus redes sociales que al sujeto lo identificó la Policía Nacional y jueces comunales (wihtas), quienes realizaron una búsqueda exhaustiva hasta dar con el hombre que cometió el delito, cuando la niña estaba en casa de una de sus tías maternas.

Según el reporte del medio de comunicación antes citado, el padre de la niña se desplazó hasta la casa de una de sus cuñadas y le pidió que le cuidara a la niña, porque su otro hijo de 5 años estaba con fiebres desde horas tempranas, así que lo llevaba a la clínica comunitaria. Además, se conoció que la mamá de la niña estaba cuidando a su mamá en otra casa, porque la señora esta grave desde hace varios días.

Otro caso

El hombre nunca imaginó que al regresar de la clínica iba a encontrar a la niña envuelta en esta tragedia de gran magnitud.
Radio Bilwi Stereo publicó que logró entablar comunicación con el papá de la niña, sin embargo, el hombre les explicó que en ese momento no los podía atender, “ya que venía caminando con la niña hacia la zona de la comunidad del 43, donde lo espera una comisión”.

Por otro lado, informaron que contactaron a la profesora Jody Dixon, delegada municipal del Ministerio de Educación, Mined, quien informó que “estaba en camino con la comisión conformada por la Comisaría de la Mujer, Mifam y el Mined, para atender el caso”.

Esta violación ocurre a escasos tres días de que dos hermanas, de 10 y 12 años, perecieran a machetazos a manos de un conocido de la familia.