fbpx
Lunes, Agosto 10, 2020

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

El menor quiere ser pediatra/imagen tomada de Radio ABC STEREO Estelí

Sus pequeñas manos maniobran la máquina de confección como si fuese un adulto experto. Su entorno está formado de hilo, tela, y en su cuello por lo general lleva la cinta para medir. Jason Joel Mercado Mairena es un niño de once años que se dedica a la sastrería, una actividad que emprendió justo después del entierro de su padre, no solo para apoyar económicamente a su familia, sino para honrar la memoria de su progenitor.


Esta historia la encontró en Quilalí, Nueva Segovia , en el norte de Nicaragua, el periodista Famnuel Úbeda, quien con la colaboración de Maynor Castro, mostró a través de un reportaje las virtudes de este menor.

Usualmente, él elabora manteles y servilletas, gana entre 300 o 400 córdobas. Además de sus vecinos, recibe encargos de ciudadanos a través de las redes sociales.

Quizás te interese: Alentador: solo 5 contagiados de Covid-19 en la última semana en Carazo, según Observatorio Ciudadano

Quizás también te interese

En un inicio, la idea del negocio, más que para generar ingresos económicos, era para mantener presente la memoria de su padre, quien era sastre y falleció en un accidente de tránsito.

Mientras está sentado, en su zona de trabajo, el pequeño de edad, pero gigante en la costura, comenta que su padre le enseñó no solo a poner la tela o controlar la máquina, sino algo más importante y es que la “vida es bonita y hay que seguir adelante”.  

Legado de su padre

Yo a mi padre lo extraño, me enseñó que mi vida es bonita y voy a seguir adelante, me enseñó cómo poner la tela para que quede bien la costura, a costurar y controlar la máquina”, expresó el niño, quien tiene muy bien distribuido su tiempo para estudiar, jugar y recibir clases de costura.

Además, el menor quiere ser un adorador permanente de Dios, como lo era su papá.

Adolfo Centeno se ha convertido en el mentor de este niño y aduce que su misión es enseñarle, ya que la costura es un oficio por el que nadie presta interés.

“Me he tomado el reto y la confianza en Dios de enseñarle a este niño, lo veo motivado, tiene el entusiasmo de seguir con este trabajo”, dijo Centeno.

Por su parte, su madre Yulissa Mairena dijo sentirse orgullosa de su hijo, porque le da fuerza para seguir luchando.
“Él me da mucha fuerza, él me dice madre no se rinda, pero el niño quiso seguir con el negocio de su padre”, añadió.

El equipo de Stereo Romance se contactó con Yulissa, quien dijo  que Jason Joel Mercado no solo aspira por la costura,  sino que quiere ir a la universidad,, para ser pediatra,

Con información de Radio ABC STEREO