fbpx
Sábado, Julio 11, 2020

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Dos reos políticos de Masaya están enfermos y sin atención médica en el penitenciario

Familiares de los presos políticos Denis Javier Hernández Palacios, condenado a 6 años de prisión por supuestas detonaciones de bombas en la ciudad, y Gabriel Ramírez Somarriba, quien paga la misma condena por el igual delito, denuncian que estos se encuentran enfermos en las celdas del Sistema Penitenciario de Granada y sin recibir atención médica.

La angustiada familia de Palacios Hernández denunció que  los reos presentan calentura, tos y se notan visiblemente débiles.

"Nosotros estuvimos en la visita el lunes 11 de mayo y el director del sistema dijo a los familiares que todos estaban bien atendidos, pero cuando llevaron a mi hermano, él estaba débil y prendido en calentura, pues mi mamá le llevaba un cocimiento, pero eso no es suficiente para esos padecimientos", asegura Heyzel Hernández, hermana del reo político.

Leer más:Familiares de presos políticos temen se contagien de coronavirus en las cárceles y piden su libertad

Quizás también te interese

Familiares de dos presos políticos de Masaya denuncian que se encuentran enfermos/Mileydi Trujillo

Mientras tanto, la familia de Gabriel Ramírez vive la misma preocupación, pues el reo político presenta los mismos síntomas y no son atendidos ni medicados.

"Gabriel estaba mal el día de la visita, nos comentó que solo lo llevaron a un puesto de salud, le pusieron el termómetro y lo volvieron a meter, no les dan ni una sola pastilla, eso nos preocupa por lo de este virus", expresa la prima de Ramírez.

Leer más:Gobierno de Daniel Ortega libera a 2815 reos comunes

Masaya es la ciudad que tiene más presos políticos

El nerviosismo y preocupación de estas dos familias de Masaya se incrementó con las noticias del caso del reo político Uriel Pérez, quien se encuentra entubado en el hospital Alemán Nicaragüense, donde fue notificada su familia, sin olvidar que se conoció que el reo común, Silvio Pérez Martínez, también de Masaya, murió de manera repentina en el mismo centro asistencial.

Denis Javier Hernández Palacios tiene 10 meses de estar detenido, mientras que Gabriel Ramírez Somarriba, lleva 11 meses.

"No puede ser posible que estén liberando a presos comunes que todavía no cumplen condena, y dejen a personas inocentes pagando un delito que no cometieron, solo por estar en contra de este gobierno, peligrando su salud en ese lugar que no presta las condiciones", enfatizó Heyzel Hernández.

La misma zozobra viven la mayoría de las madres y demás familiares de presos políticos de Masaya; una de las ciudades que cuenta con mayor cantidad de detenidos por protestar contra el gobierno.