fbpx
Vie, 23 Octubre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Confirman femicidio de la joven que  encontraron muerta en Managua y presentan a su expareja como responsable

La mañana de este sábado, 19 de septiembre, la Policía Nacional presenta a Franklin Obando como el culpable del asesinato de su expareja Isolde Cáceres Duarte,  de 35 años, en un barrio de Managua.

Según las investigaciones por parte de la policía, el hombre  habría cometido el crimen en estado de ebriedad y aseguran que mató a golpes a la joven que era comerciante en el mercado El Mayoreo.

El cuerpo de la mujer se encontró dentro de la casa de habitación del que había sido su pareja, sitio que según vecinos y testigos del hecho la mujer frecuentaba.

Al momento de encontrarla, la mujer tenía señales de violencia en el cuello, una pastilla de Gastoxin (fósforo de aluminio) utilizada para fumigar frijoles entre los dientes y  estaba tirada sobre una cama, este viernes 18 de septiembre.

Los vecinos encontraron el cadáver de Isolda Cáceres en la casa de Franklin Pérez Obando, de 41 años, expareja de la víctima y quien permanece detenido en la Estación Seis de Policía, informó la institución del orden en una nota de prensa.

Al parecer la querían obligar a tomar pastilla para curar frijoles

La Policía recibió la información del hallazgo del cuerpo sin vida de Isolda Cáceres a las 7 de la mañana del viernes, por medio de una llamada telefónica hecha a la línea de emergencia 118, según la comunicación oficial, donde no brindan detalles de cómo encontraron el cuerpo de Cáceres, y solo informan que continúan las investigaciones para esclarecer el hecho.

Anielka Valle, amiga de Isolda Cáceres, afirmó que la Policía, al revisar el cuerpo sin vida de la infortunada, le encontró en la dentadura una pastilla de curar frijoles que los vecinos presumen intentaron darle contra su voluntad.

“La Policía guardó (recolectó como prueba) una pastilla de curar frijoles que ella tenía apretada entre los dientes, parece que la quisieron obligar a que se la tomara”, explicó Anielka Valle.

La mujer deja un menor de siete años en la orfandad.

1000 Characters left


Subscribe Font/Button