Sábado 2 Marzo 2024
MADRIZ

Maduración temprana del café pondría en aprietos a caficultores de la región norte del país

Cafetaleros del norte aseguran que el clima lo favorece, pero la escasez de cortadores es grave. El campo nicaragüense sufre “la fuga masiva” de jornaleros agrícolas desde abril del 2018. 

La maduración temprana del grano de café pondría en apuros a la mayoría de los caficultores de la región norte de Las Segovias; Estelí, Madriz y Nueva Segovia debido a la falta de cortadores para la colecta del grano. Solo en esta zona, estarían en riesgo 575 mil quintales de café. 

Por quinto año consecutivo, los finqueros no encuentran suficientes cortadores a las puertas de iniciar este nuevo ciclo productivo del corte de la cosecha 2023-2024. 

En los cafetales de varias  comunidades de municipios como San Juan de Río Coco, Telpaneca, Somoto, San Lucas, Las Sábanas y San José de Cusmapa, en el departamento de Madriz, además de Condega, Pueblo Nuevo y Miraflor, en el departamento de Estelí, y Jalapa, Dipilto, Mozonte, Quilalí, Murra, El Jícaro, Ciudad Antigua y San Fernando, zonas del departamento de Nueva Segovia, los granos de café verde han comenzado a madurar tempranamente.

El fenómeno se encuentra también asociado a los efectos de la variabilidad climática, un problema grave para los caficultores que en estos momentos,  como en años anteriores, carecen de jornaleros tradicionales.

Por lo general, la maduración del grano de café se da por iniciado en el mes de octubre, y es cuando inician los cortes y sacada de la cosecha del grano rojo para posteriormente ser llevado a los patios de secado y centro de acopio para su debida comercialización, ya sea en el mercado internacional o local.

Difícil cosecha 

Los productores de esta zona, han enfrentado una cosecha más con la falta de créditos bancarios y de microfinancieras, estas últimas, incluso ya han ido desapareciendo en esta región norte de Las Segovias, además del mal estado de los caminos, la caída del precio internacional y ahora nuevamente la falta de cortadores. 

Una solución, aún insuficiente, ha sido que los productores cafetaleros han tenido que emplear a todos los miembros de su familia para el corte y sacada de la cosecha de café.

Este año vamos a tener los mismos problemas que hemos venido enfrentando desde el 2018, como es la carencia de cortadores tradicionales”, expuso don Héctor Altamirano Torres, caficultor de la comunidad de Miraflor, del municipio de Estelí y quien confirmó que el problema, es que el café ya está madurando por adelantado.

“Nosotros por lo general contratamos a unos 20 cortadores para sacar unos 150 quintales de café, pero apenas hemos encontrado a 11, el resto lo vamos a cubrir con la mano de obra familiar”, compartió Altamirano Torres. 

Culpan a migraciones masivas 

Una de las causas que suponen los caficultores para la falta de jornaleros es que muchas familias han emigrado a países como Costa Rica, Panamá, España y Estados Unidos.  

Sabemos que muchos se han ido, y sin exagerar te digo que familias enteras, a buscar mejores oportunidades laborales y para nosotros es un serio problema porque cada año, enfrentamos la carencia de jornaleros en los cafetales”, dijo por su lado Edelberto Ponce Gutiérrez, de la comunidad “El Zapotillo” del municipio de Dipilto, zona del departamento de Nueva Segovia.  

Añadió que el problema de los caminos es también serio y que la falta de recursos líquidos que provenía de los créditos agropecuarios hacen mucha falta. “Teníamos que reparar los caminos de penetración a nuestras fincas, invertir en la compra de alimentos para los pocos trabajadores que alojamos en las covachas (lugar donde duermen los cortadores tradicionales con sus familias) y la compra de víveres para sus tres tiempos de alimentación”, se quejó Ponce Gutiérrez, propietario de una finca cafetalera. 

Los precios de venta, otro problema 

Este nuevo ciclo productivo 2023-2024 inicia este próximo mes de octubre, donde más de 2 mil 800 caficultores de las zonas norte de los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia esperan sacar más de 575 mil quintales que saldrán de las fincas y haciendas, y que representa el 17.5 por ciento de la producción nacional de café en nuestro país. 

 

Rafael López Martínez, de la zona protegida de Miraflor, en Estelí, dijo que el precio del café en el mercado internacional bajó a 153 dólares el quintal de 100 libras, mientras que, en el 2022, fue de 206,2 dólares por quintal, mayor a los 150,4 dólares del 2021. 

En muchas de las fincas y haciendas cafetaleras ya está madurando el grano, poniendo en apuro a los productores de la región norte que por quinto año consecutivo enfrentan nuevamente la ausencia de cortadores tradicionales de café.
Descarga Nuestra App en Google Play

Cafetaleros del norte aseguran que el clima lo favorece, pero la escasez de cortadores es grave. El campo nicaragüense sufre “la fuga masiva” de jornaleros agrícolas desde abril del 2018. 

La maduración temprana del grano de café pondría en apuros a la mayoría de los caficultores de la región norte de Las Segovias; Estelí, Madriz y Nueva Segovia debido a la falta de cortadores para la colecta del grano. Solo en esta zona, estarían en riesgo 575 mil quintales de café. 

Por quinto año consecutivo, los finqueros no encuentran suficientes cortadores a las puertas de iniciar este nuevo ciclo productivo del corte de la cosecha 2023-2024. 

En los cafetales de varias  comunidades de municipios como San Juan de Río Coco, Telpaneca, Somoto, San Lucas, Las Sábanas y San José de Cusmapa, en el departamento de Madriz, además de Condega, Pueblo Nuevo y Miraflor, en el departamento de Estelí, y Jalapa, Dipilto, Mozonte, Quilalí, Murra, El Jícaro, Ciudad Antigua y San Fernando, zonas del departamento de Nueva Segovia, los granos de café verde han comenzado a madurar tempranamente.

El fenómeno se encuentra también asociado a los efectos de la variabilidad climática, un problema grave para los caficultores que en estos momentos,  como en años anteriores, carecen de jornaleros tradicionales.

Por lo general, la maduración del grano de café se da por iniciado en el mes de octubre, y es cuando inician los cortes y sacada de la cosecha del grano rojo para posteriormente ser llevado a los patios de secado y centro de acopio para su debida comercialización, ya sea en el mercado internacional o local.

Difícil cosecha 

Los productores de esta zona, han enfrentado una cosecha más con la falta de créditos bancarios y de microfinancieras, estas últimas, incluso ya han ido desapareciendo en esta región norte de Las Segovias, además del mal estado de los caminos, la caída del precio internacional y ahora nuevamente la falta de cortadores. 

Una solución, aún insuficiente, ha sido que los productores cafetaleros han tenido que emplear a todos los miembros de su familia para el corte y sacada de la cosecha de café.

Este año vamos a tener los mismos problemas que hemos venido enfrentando desde el 2018, como es la carencia de cortadores tradicionales”, expuso don Héctor Altamirano Torres, caficultor de la comunidad de Miraflor, del municipio de Estelí y quien confirmó que el problema, es que el café ya está madurando por adelantado.

“Nosotros por lo general contratamos a unos 20 cortadores para sacar unos 150 quintales de café, pero apenas hemos encontrado a 11, el resto lo vamos a cubrir con la mano de obra familiar”, compartió Altamirano Torres. 

Culpan a migraciones masivas 

Una de las causas que suponen los caficultores para la falta de jornaleros es que muchas familias han emigrado a países como Costa Rica, Panamá, España y Estados Unidos.  

Sabemos que muchos se han ido, y sin exagerar te digo que familias enteras, a buscar mejores oportunidades laborales y para nosotros es un serio problema porque cada año, enfrentamos la carencia de jornaleros en los cafetales”, dijo por su lado Edelberto Ponce Gutiérrez, de la comunidad “El Zapotillo” del municipio de Dipilto, zona del departamento de Nueva Segovia.  

Añadió que el problema de los caminos es también serio y que la falta de recursos líquidos que provenía de los créditos agropecuarios hacen mucha falta. “Teníamos que reparar los caminos de penetración a nuestras fincas, invertir en la compra de alimentos para los pocos trabajadores que alojamos en las covachas (lugar donde duermen los cortadores tradicionales con sus familias) y la compra de víveres para sus tres tiempos de alimentación”, se quejó Ponce Gutiérrez, propietario de una finca cafetalera. 

Los precios de venta, otro problema 

Este nuevo ciclo productivo 2023-2024 inicia este próximo mes de octubre, donde más de 2 mil 800 caficultores de las zonas norte de los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia esperan sacar más de 575 mil quintales que saldrán de las fincas y haciendas, y que representa el 17.5 por ciento de la producción nacional de café en nuestro país. 

 

Rafael López Martínez, de la zona protegida de Miraflor, en Estelí, dijo que el precio del café en el mercado internacional bajó a 153 dólares el quintal de 100 libras, mientras que, en el 2022, fue de 206,2 dólares por quintal, mayor a los 150,4 dólares del 2021. 

Dirección
Stereo Romance
Del parque los chocoyitos
2 1/2 cuadra abajo
Jinotepe, Carazo
Nicaragua CP:: 45000
Teléfonos
Whatsapp: +505-8845-5010
PBX: +505-2532-0871
Servicios
Publicidad Radial
Unidad móvil
Campañas BTL
Edecanes
Producción Radial

Descarga Nuestra App en Google Play