CHONTALES

AA de Santo Tomás-Chontales, 45 años arrebatándole vidas al alcoholismo

Pin It

 El alcohol destruye, pero desde hace 45 años en Santo Tomás,Chontales, un grupo de personas ha logrado rescatar a muchos de sus garras. Aquí, el programa de Alcohólicos Anónimos, (AA) cumplió el domingo 30 de octubre 45 años. 

Don Enrique Bonilla, uno de los que promovió la instalación del primer grupo de AA en aquel municipio, hoy se siente orgulloso de los resultados de aquellos pasos. 

El alcoholismo es una enfermedad progresiva, rastrera y de fatales consecuencias, que no selecciona a sus víctimas por el color, sexo, tamaño o posición económica. Es un flagelo que “ataca parejo”. 

El programa de Alcohólicos Anónimos ayuda a hombres y mujeres inmersos en esa adicción. Hoy, gracias a ellos, se contabilizan en el país miles de personas reinsertadas a sus familias inicialmente y luego a la sociedad. Dejaron de beber.  

Un enfermedad crónica

Para el doctor Ronaldo Martínez Lazo, habitante de Santo Tomas, el alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva, además, le provoca al individuo afectaciones físicas y mentales, destruye la familia y a la sociedad, lo excluye, terminando el adicto solo y viviendo en la vía pública.

“El alcoholismo ha crecido a un nivel que es difícil calcularlo, pero es para la medicina un problema muy difícil de resolver y el único que puede ayudarle al alcohólico después de Dios, es el programa de (Alcohólicos Anónimos) que a través de sus terapias grupales le permite a la persona alejarse de la ingesta de licor”, sostiene el doctor Martínez Lazo. 

De acuerdo al profesional de la medicina, el licor le provoca a sus consumidores una serie de enfermedades orgánicas que lo terminan llevando a la muerte. 

La psicóloga Ericka Fonseca Reyes, asegura por su lado, que el tomador es víctima de una serie de trastornos, entre ellos, la bipolaridad, la esquizofrenia, la demencia y otros. “A medida que la persona se va sumergiendo en el licor, la autoestima comienza a perderla y es ahí, que se queda durmiendo en la calle, pide dinero y hasta hace sus necesidades fisiológicas en lugares públicos”, explica.  

“Para que un paciente (alcohólico) alcance su recuperación, debe aceptar que tiene el problema y después comenzamos con las terapias, luego es el turno de la familia, porque la familia es la parte fundamental para que el adicto salga adelante”, afirmó Reyes. 

Vida triste 

Norman Alberto López, es un alcohólico en recuperación y recuerda, que su vida inmersa en el licor no fue nada agradable, dormía en las cunetas, aceras y para comer, hurgaba en los contenedores de basura a ver si encontraba un desperdicio que le permitiera apaciguar el hombre. 

López contó que en algunas oportunidades llegó a pelearse con los perros callejeros por un pedazo de hueso de pollo. “A mi la adicción me empujó a pedir dinero y en algunas oportunidades hasta intenté quitarme la vida”, relató. 

Los que han superado esta adicción con ayuda del programa, cuentan que fue el 30 de octubre de 1977 que se instaló en Santo Tomás el primer grupo de AA con el nombre de Sexto Paso. En la actualidad cuenta con una membresía robusta que lucha cada día por estar sobrio.

Dirección
Stereo Romance
Del parque los chocoyitos
2 1/2 cuadra abajo
Jinotepe, Carazo
Nicaragua CP:: 45000
Teléfonos
Whatsapp: +505-8845-5010
PBX: +505-2532-0871
Servicios
Publicidad Radial
Unidad móvil
Campañas BTL
Edecanes
Producción Radial
Aliados