fbpx
Taxista admite asesinato por robo y pide perdón

José Martín Ocampo Aburto, de 36 años, admitió ayer 28 de enero  haber robado y asesinado a la adolescente Josseling Catalina Pineda Romero, de 17 años, la mañana del pasado sábado en Chichigalpa. Ocampo fue llevado a audiencia preliminar a los juzgados de Chinandega, y en la misma audiencia el sujeto decidió admitir los hechos por los que lo acusaba la Fiscalía.

El Ministerio Público lo acusa de los delitos de robo y asesinato agravado. Ocampo, quien conducía un taxi, quedó en prisión y la sentencia se leerá el próximo 3 de febrero. El taxista pidió perdón por lo que hizo “a Dios y a los familiares” de la menor asesinada. “Yo hice lo que se me está acusando”, dijo Ocampo, y esto quedó registrado en el acta de admisión de hechos.

El taxista dijo estar “arrepentido” y que nunca había tenido problemas con la ley, aunque el sujeto tiene antecedentes delictivos por tráfico de drogas e incumplimiento de pago de pensión alimenticia. La Policía aseguró que el sujeto tenía antecedentes por violación, pero Ocampo no tiene ningún registro judicial por este delito.

En la audiencia estuvo presente un hermano de la adolescente, Luis Enrique Pineda, quien dijo al juez: “Para serle corto de palabra, lo único que pido es que este hombre nunca más pise la calle...mi familia y yo no lo queremos ver afuera nunca más”. La fiscal del Ministerio Público solicitó las penas máximas, 7 años de cárcel por el robo y 30 años por el asesinato de la adolescente.

La Prensa