Martes, Junio 25, 2019
Imagen de algunas de las víctimas y parte de lo que documentó la población ese Domingo 8 de Julio

Hoy ocho de abril  se cumplen nueve meses del fatídico domingo en el que fueron asesinados caraceños en las calles de la ciudad de Jinotepe y Diriamba y otros dentro de sus casas. 

 Durante más de diez horas personas armadas atacaron tranques de Diriamba, Dolores y Jinotepe, desalojan a camioneros varados y se desató una cacería contra la población que sumó muertes y desapariciones en el departamento.

La población de los municipios de Diriamba, Jinotepe y Dolores, en Carazo, despertaron ese  fatídico domingo entre confusión y balas. Eran las cinco de la mañana cuando grupos de encapuchados armados junto a patrullas de la Policía Nacional entraron de forma simultánea por diferentes puntos, incluyendo el mar, para hacer una "limpia de los tranques” del departamento de Carazo, aún esta en la memoria de la población las campanas de las iglesias sonando, esto confirmaba los temores del ataque, que dejó al menos veinte asesinados, la mayoría jóvenes, decenas de heridos, detenidos que aún se encuentran en las celdas de diferentes penitenciarios y desaparecidos de los cuales familiares no saben aún nada... 

Número de asesinatos

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) determinó a través de información recogida por sus filiales que al menos 24 fueron los asesinados en esa operación ejecutada por fuerzas gubernamentales, superior a los 9 que había contabilizado inicialmente la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, condenó la agresión a la población indefensa y calificó el ataque a esos municipios como de “perverso y criminal”.

Una de las muchas historias

Un chavalo muy querido en Jinotepe por su carisma y alegría fue José María Narváez, alías el Chema, quién fue asesinado en Jinotepe ese ocho de julio, su propio verdugo circulo la foto de su cuerpo sin vida, pero su cuerpo tuvo que ser retirado en Medicina legal para darle  cristiana sepultura en el cementerio de Jinotepe, Carazo días después. 

“El Chema estaba en el tranque San José cuando nos atacaron, lo agarraron, lo golpearon con la culata del rifle y después lo mataron a balazos”, relató  a un medio nacional en su momento Juan García, amigo de infancia del asesinado.

Comisión de la Verdad 

La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz llegó a Carazo  en meses pasados a constatan daños en Jinotepe y Diriamba sin embargo no hablaron con los familiares de los jóvenes asesinados en julio. 

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad miembros de la comisión visitaron varias instalaciones como el antiguo zonal de Jinotepe, el colegio San José y las instalaciones entre otros lugares en las ciudades de Jinotepe y Diriamba. Este recorrido se hizo con el objetivo de escuchar los relatos de lo acontecido y documentarlo en el informe final sin embargo los familiares de personas asesinadas durante el fatídico 8 de julio.