Domingo, Julio 21, 2019
El joven fue liberado después de 4 meses en prisión. Imagen de Mynor García

Ya fue llevado a su casa, el joven jinotepino Raúl Ernesto Rojas Bello, este domingo tres de marzo, el joven fue liberado tras ser acusado por la Fiscalía de portación ilegal de armas de fuego y municiones.

El joven fue declarado culpable en agosto 2018, a un año de prisión y a 100 días multa por el delito de portación ilegal de armas. El cinco de noviembre del año pasado el Juzgado de Ejecución de Sentencia de Jinotepe, le otorgó el derecho a la suspensión de la pena y la medida le fue cambiada por arresto domiciliar o presentación periódica a los tribunales.

Vinculado a tranques 

Fue 1 de noviembre del 2018 cuando la Policía lo presentó ante medios oficialistas como cabecilla del Tranque "San José". En ese momento la acusación era totalmente cambiada acusándolo de tener en su poder un fusil AK-47 y un vehículo, con el que supuestamente trasladaba armas. También se le señalaba de cometer delitos de secuestro, torturas, lesiones, asaltos y amenazas de muerte en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüenses.

Rojas Bello se graduó de la carrera de Diseño y Construcción, trabajaba en Jinotepe en una ferretería. El 22 de julio que visitaba la casa de su padre, en el barrio Belén Uno de Jinotepe, fue detenido y se le achacó de poseer cinco proyectiles de fusil AK y un proyectil de arma 9 milímetros, municiones que le fueron encontradas en una gaveta de un escritorio de la vivienda, refleja la acusación. Su primo Josué Álvaro Rojas, sigue detenido en La Modelo.  A Josué se le acusó de múltiples delitos y no se le ha realizado juicio.