fbpx
Vie, 27 Mayo

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Descargo de responsabilidad.

La información contenida en este sitio web es solo para fines de información y entretenimiento general.

La información proporcionada por Stereo Romance es actualizada y corregida continuamente, pero no hacemos declaraciones ni garantías de ningún tipo, expresas o implícitas, sobre la integridad, precisión, confiabilidad, idoneidad o disponibilidad con respecto al sitio web, la información publicada, productos, servicios o gráficos relacionados, contenidos en el sitio web para cualquier propósito.

Por lo tanto, cualquier confianza que deposite en dicha información es estrictamente bajo su propio riesgo.

En ningún caso seremos responsables de ninguna pérdida o daño, incluidos, entre otros, pérdidas o daños indirectos o consecuentes, o cualquier pérdida o daño que surja de la pérdida de datos o ganancias que surjan de, o en conexión con, el uso de este sitio web.

A través de este sitio web, puede conectarse a otros sitios web que no están bajo el control de Stereo Romance. No tenemos control sobre la naturaleza, el contenido y la disponibilidad de esos sitios.

La inclusión de cualquier enlace no implica necesariamente una recomendación ni respalda las opiniones expresadas en ellos.

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: Stereo Romance no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del portal o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo.

Stereo Romance se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Site, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en su Site.

Stereo Romance podrá eliminar mensajes de texto, blogs, chats, foros, cartas, artículos de opinión, etc. con contenido discriminatorio, desagradable, abusivo, burlesco, amenazante, homofóbico, xenofóbico, injurioso, calumnioso, difamatorio, pornográfico, sexista, que busquen crear estereotipos entre grupos de la población, que contengan ataques personales, en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso, que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, que infrinjan derechos de propiedad intelectual de terceros, o que sean repetitivos, con correo basura o "spam" a favor de una persona, entidad o comercio, con el fin de hacer promociones de bienes o servicios, que contengan virus, o codificaciones que puedan interrumpir, destruir, limitar o hacer caer los sistemas implementados por Stereo Romance.

Ante estas violaciones, a solicitud de parte o de oficio, se eliminará de los registros

Caraceño fundó un centro de rehabilitación, tras luchar cuatro años en las drogas y el alcohol

Vivió debajo de un puente en San José Costa Rica, se rehabilitó y hoy en día recoge en las calles a los indigentes y lucha por sacarlos del mundo bajo de las adicciones en su humilde centro de rehabilitación. 

‘Entrar en el mundo de las drogas es bien fácil, pero salir es muy difícil’, ese es un lema popular que utiliza Carlos Arias, originario de la ciudad de Diriamba, Carazo, quien por más de cuatro años estuvo sumergido en las drogas y el alcohol.

Don Carlos narró que debido a sus adicciones emigró hacia el vecino país de Costa Rica donde todo se salió de control y llegó a vivir como indigente debajo de un puente, donde muchas veces tuvo que pedir para poder consumir las drogas que poco a poco consumían su vida.

“Le hice mucho daño a mi familia. Yo me fui a Costa Rica convencido de que no volvería más a Nicaragua, iba directo a perderme en las drogas porque sabía que allá era más barato, viví debajo del puente, comía en comedores para indigentes, no me bañaba, llegue al punto de las alucinaciones y lo único que miraba era a mi esposa con mi hijo en brazos detrás del puente, para mí fue lo más triste de ese proceso de mi vida”, expresó Arias.

Añade que logró salir del mundo de las adicciones porque uno de sus compañeros con el que vivía también debajo del puente, visitaba un centro de rehabilitación donde solamente iba por comer y bañarse.

“Me gustó la idea que tenía mi amigo, yo le dije que me llevara que me iba a ir a reponer porque yo estaba hecho un cadáver, fui y la verdad ya era el propósito que Dios tenía preparado para mí, porque me quedé, no me fui y estuve un año y dos meses, luego empecé a sentir deseos de saber de mi familia que ya me hacían muerto y así fui recuperando poco a poco mi vida, encontré a Dios en mi corazón y así nació la idea de regresar a mi país y cumplir mi promesa”, comentó Carlos.

Inauguró un centro de rehabilitación

Luego de estabilizarse e incorporarse nuevamente a la sociedad, Carlos Áreas, empezó a cumplir el proyecto que, según él, Dios había puesto en su corazón. En diciembre del año 2021 logró inaugurar su primer centro de rehabilitación para personas adictas a cualquier tipo de drogas.

El centro está ubicado detrás del cementerio municipal de la ciudad de Diriamba, Carazo, lleva por nombre “Centro de Restauración Enciende una Luz”, cuenta con una personería jurídica y tiene como fin albergar a todas aquellas personas que tengan la voluntad de rehabilitarse.

“Caer en cualquier tipo de droga es lo más triste y difícil, pero uno de los requisitos más importantes para poder salir es primeramente abrir el corazón a Dios y luego querer, porque ésto es voluntario, no se le exige a nadie”, dijo Arias.

Quizás también te interese

En dicho lugar se ofrecen charlas de motivación de parte de cuatro psicólogos voluntarios, seminarios impartidos por exindigentes y actividades religiosas, ya que su fundador logró estudiar teología y hoy en día es pastor evangélico “Me dedico únicamente a buscar a esos hombres que viven en las calles a como anduve yo un día, les hablo de la palabra y los llevo al centro, donde muchos están por varios meses y otros no aguantan y se vuelve a ir” relata.

Según la psicóloga Johana Mercado, quien tiene cinco meses de brindar acompañamiento de manera voluntaria a los internos, el rehabilitar a una persona adicta conlleva un proceso lento, debido a que no existe ningún tipo de medicamento para este tipo de enfermedades.

“Es una enfermedad la que estas personas tienen, todo es mental, y por eso es muy importante que reciban terapias psicológicas, para ayudarlos a lidiar con sus emociones, pero es necesario que ellos cuenten con el apoyo de la familia y que quieran hacer cambios. En ese sentido, los centros de rehabilitación son muy importantes y muchas veces son vistos por la sociedad como una pérdida de tiempo, pero están equivocados porque si se puede”, explicó la psicóloga.

Necesitan de apoyo económico

El centro de rehabilitación “Enciende una Luz”, cuenta con un plano de construcción, el cual comprende dos cuartos con capacidad para diez camas, una cocina, un baño y una sala de conferencias, sin embargo, aún falta zinc para poder techar el segundo cuarto.

“Este es un centro donde el interno, o la familia, tiene que brindar una mensualidad de tres mil córdobas, debido a que hay gastos básicos que cubrir, pero mi labor social está en apadrinar a aquellos que han sido abandonados por sus familiares y necesitan ayuda urgente. Es aquí lo más difícil porque no tenemos muchos internos que colaboran económicamente, entonces siempre tengo que estar buscando ayudas con las iglesias, familia y amigos, porque es algo que se tiene que hacer y la comida es lo principal para que una persona adicta pueda restaurarse”, indicó don Carlos. 

Para Carlos Áreas los centros de rehabilitación son vitales dentro de la sociedad ya que muchas veces los familiares de los adictos optan por darse por vencidos y abandonarlos y es aquí donde estos centros sirven como refugio con el fin de restaurar y salvar una vida del mundo de las drogas.

1000 Characters left


Subscribe Font/Button