fbpx
Vie, 27 Mayo

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Descargo de responsabilidad.

La información contenida en este sitio web es solo para fines de información y entretenimiento general.

La información proporcionada por Stereo Romance es actualizada y corregida continuamente, pero no hacemos declaraciones ni garantías de ningún tipo, expresas o implícitas, sobre la integridad, precisión, confiabilidad, idoneidad o disponibilidad con respecto al sitio web, la información publicada, productos, servicios o gráficos relacionados, contenidos en el sitio web para cualquier propósito.

Por lo tanto, cualquier confianza que deposite en dicha información es estrictamente bajo su propio riesgo.

En ningún caso seremos responsables de ninguna pérdida o daño, incluidos, entre otros, pérdidas o daños indirectos o consecuentes, o cualquier pérdida o daño que surja de la pérdida de datos o ganancias que surjan de, o en conexión con, el uso de este sitio web.

A través de este sitio web, puede conectarse a otros sitios web que no están bajo el control de Stereo Romance. No tenemos control sobre la naturaleza, el contenido y la disponibilidad de esos sitios.

La inclusión de cualquier enlace no implica necesariamente una recomendación ni respalda las opiniones expresadas en ellos.

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: Stereo Romance no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del portal o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo.

Stereo Romance se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Site, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en su Site.

Stereo Romance podrá eliminar mensajes de texto, blogs, chats, foros, cartas, artículos de opinión, etc. con contenido discriminatorio, desagradable, abusivo, burlesco, amenazante, homofóbico, xenofóbico, injurioso, calumnioso, difamatorio, pornográfico, sexista, que busquen crear estereotipos entre grupos de la población, que contengan ataques personales, en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso, que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, que infrinjan derechos de propiedad intelectual de terceros, o que sean repetitivos, con correo basura o "spam" a favor de una persona, entidad o comercio, con el fin de hacer promociones de bienes o servicios, que contengan virus, o codificaciones que puedan interrumpir, destruir, limitar o hacer caer los sistemas implementados por Stereo Romance.

Ante estas violaciones, a solicitud de parte o de oficio, se eliminará de los registros

Doña María Teresa Canizales Fernández, sin salir de su cama recordó y contó sus anécdotas como partera de la ciudad de Diriamba, Carazo.

Tuvo más de 18 hijos sola en su casa y ayudó a otras mujeres a dar a luz, ahora está retirada por su avanzada edad.

Encontramos a doña María Teresa Canizales Fernández, sentada en una ‘tijera’ (cama tradicional de lona) que utiliza para descansar en el transcurso del día. Su mirada es vivaz y su plática muy amena. A sus 85 años aún recuerda con mucha lucidez su oficio de partera el que aprendió viendo a su abuela materna y a su mamá.

Canizales recuerda que a sus 14 años de edad dio a luz a su primera hija y por el temor que sentía de ir a un hospital, debido a que Nicaragua ya vivía una situación de conflicto en contra de la dictadura somocista, decidió alumbrar en su humilde vivienda asistida en ese momento por su abuela. Así se convirtió en madre de 18 hijos, sin contar los que murieron por problemas de salud.

“Eran tiempos difíciles y había un toque de queda (no sé porqué) entonces yo tenía miedo de salir y le dije a mi abuela que yo iba a parir en la casa y así fue. Ella me ayudó y desde ese día todos mis hijos nacieron en casa. Ya de último lo hacía yo solita, aprendí a ser valiente, me fijaba en la luna y yo empezaba a alistar las cosas y a no salir mucho porque ya sabía que en el siguiente cambio de luna los dolores venían. Agarraba a mis niños chiquitos y los llevaba para donde mi mamá y me quedaba sola en la casa esperando el momento”, afirmó Canizales.

2.-María-Teresa-Partera.jpg

Doña María Teresa calcula que bien pudo ayudar a más de 100 mujeres a parir, y aunque no contaba con conocimientos básicos de enfermería ni medicina, asegura que todos los niños que recibió en sus brazos nacieron con mucha salud y sin complicaciones.

“Las mujeres de Diriamba venían a mi casa, ya venían de punto, corriendo. Entonces en ese momento yo corría a hervir agua, a esterilizar las tijeras que utilizaba para cortar el ombligo del bebe y limpiaba la tijera, porque antes eso era lo que teníamos, y empezaba con aquellas mujeres hasta que daban a luz a sus hijos”, detalló la partera.

Añade que cuando iniciaba el momento del parto, alistaba su botella de licor Santa Cecilia, famoso por su alto porcentaje de alcohol, se tomaba un trago bien grande y el otro se lo daba a la mujer que ya estaba pujando a su hijo, con el fin de aguantar el dolor y apresurar el parto.

A pesar de su avanzada edad, doña María Teresa no olvida su larga historia al haberse convertido en partera a temprana edad y a su mente asoma el recuerdo del último parto donde asistió a su nieta, hace un poco más de ocho años.

Quizás también te interese

Hoy en día,  debido a las enfermedades que le han dejado los años, ya está retirada de su oficio, sin embargo, brinda consejos a las muchachas de su barrio.

“La experiencia queda, ya no tengo fuerzas para ‘partear’, ya estoy vieja y cansada, pero con solo ver a una mujer embarazada yo le digo si es niña o niño y en qué tiempo o mes lo va a tener”.

En la actualidad ya no es muy común dicha práctica. Es un oficio que agoniza con el pasar de los años y con la muerte y envejecimiento de las parteras con experiencia. Además, en algunas regiones se han construido las casas maternas, lugar de asistencia para las mujeres embarazadas de las zonas rurales, donde son albergadas un mes antes de su fecha de parto, sin embargo, las parteras en Nicaragua juegan un papel primordial en la atención y emergencias de las mujeres embarazadas.

1000 Characters left


Subscribe Font/Button