fbpx
Sáb, 27 Febrero

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Descargo de responsabilidad.

La información contenida en este sitio web es solo para fines de información y entretenimiento general.

La información proporcionada por Stereo Romance es actualizada y corregida continuamente, pero no hacemos declaraciones ni garantías de ningún tipo, expresas o implícitas, sobre la integridad, precisión, confiabilidad, idoneidad o disponibilidad con respecto al sitio web, la información publicada, productos, servicios o gráficos relacionados, contenidos en el sitio web para cualquier propósito.

Por lo tanto, cualquier confianza que deposite en dicha información es estrictamente bajo su propio riesgo.

En ningún caso seremos responsables de ninguna pérdida o daño, incluidos, entre otros, pérdidas o daños indirectos o consecuentes, o cualquier pérdida o daño que surja de la pérdida de datos o ganancias que surjan de, o en conexión con, el uso de este sitio web.

A través de este sitio web, puede conectarse a otros sitios web que no están bajo el control de Stereo Romance. No tenemos control sobre la naturaleza, el contenido y la disponibilidad de esos sitios.

La inclusión de cualquier enlace no implica necesariamente una recomendación ni respalda las opiniones expresadas en ellos.

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: Stereo Romance no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del portal o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo.

Stereo Romance se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Site, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en su Site.

Stereo Romance podrá eliminar mensajes de texto, blogs, chats, foros, cartas, artículos de opinión, etc. con contenido discriminatorio, desagradable, abusivo, burlesco, amenazante, homofóbico, xenofóbico, injurioso, calumnioso, difamatorio, pornográfico, sexista, que busquen crear estereotipos entre grupos de la población, que contengan ataques personales, en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso, que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, que infrinjan derechos de propiedad intelectual de terceros, o que sean repetitivos, con correo basura o "spam" a favor de una persona, entidad o comercio, con el fin de hacer promociones de bienes o servicios, que contengan virus, o codificaciones que puedan interrumpir, destruir, limitar o hacer caer los sistemas implementados por Stereo Romance.

Ante estas violaciones, a solicitud de parte o de oficio, se eliminará de los registros

El drama que viven “los placeros” que vinieron a las fiestas patronales de Diriamba: malas ventas y falta de alimento

Las campanas de la Basílica Menor de San Sebastián se balancean de lado a lado, para llamar a los fieles a la eucaristía, y sin quererlo, también cumplen el rol de alarma para las familias que duermen en el atrio y en las aceras de los alrededores del templo, porque vinieron a vender sus productos en las fiestas patronales diriambinas.

“Los placeros”, nombre popular que reciben estas personas que van de pueblo en pueblo, para participar en los festejos patronales, son el otro rostro de las celebraciones, pues dejan sus hogares para dormir en el piso, aguantando frío, lluvia y lo que sea para ganarse el pan de cada día. 

plazeros.jpgStereo Romance conversó con una familia como de  20 miembros, entre ellos varios niños, que dejaron su casa ubicada en las cercanías del Malecón de Managua, para venir a vender elotes locos, en Diriamba, sin imaginar que las ventas estarían malas.

Doña Maritza  Cortez  y Marina del Socorro Alemán Cortez, tienen 30 y 25 años, respectivamente, de vender elotes asados y cocidos, pero desde hace tres años idearon emprender con elotes locos, y ahora tienen alrededor de 7 carritos, los que trajeron a Diriamba, motivados porque el año pasado las ventas estuvieron muy buenas. 

No tienen dinero para regresar a Managua

“El año pasado venimos el 19 de enero y vendimos bastante, el día siguiente también vendimos, menos que el primer día, pero se vendió.  Este año nos venimos desde el 8 de enero y ha de creer que no hemos vendido nada”, señaló Marina Alemán.

Según señala la señora Alemán, en este momento están pasando una situación muy complicada, porque asegura que lo que venden lo invierten en comida y ha habido días que la han tenido difícil para garantizar los alimentos. 

Para poder trasladarse  a Diriamba invirtieron dos mil córdobas y necesitan igual cantidad para regresarse a Managua, y en este momento no disponen de ella.

“El año pasado yo me fui prácticamente a pie. Me hice amiga de los de las diversiones mecánicas y ellos me llevaron ya en febrero, pero ahora les digo que nos vayamos a pie, porque no hemos vendido nada. Los chavalos se nos están enfermando, ella se fue al hospital ayer con la hija de ella porque está enferma. Los míos son diez, ella también anda toda la familia y de mi cuñado también, andamos todos porque en estos viajes no podemos dejar a nadie en la casa”,  señaló.

Además de los niños pequeños que andan, también está una joven embarazada  que al igual que los demás duerme en una fría acera del centro comercial de Diriamba. 

Quizás también te interese

Tienen deudas 

“Ponemos una estufa para cocinar la libra de arroz cuando tenemos. Un día de estos el niño de dos años me pedía comida y no teníamos. Pero cuando vi, una mujer le trajo un plato de arroz a la valenciana y se puso a comer. A la otra niña, a pesar de estar pequeña, yo le digo que no hay y ella me entiende”, prosiguió su relato. 

El otro gran problema es que no tienen dinero para invertir, porque al menos necesitan 2500 córdobas para ir a Masaya a comprar los elotes que luego comercializan a 40 córdobas.

“Mi marido sacó un préstamo de mil pesos y lo invertimos en elotes amarillos y no tenemos nada recogido”, apostó.

“Esto está fregado, no sabemos qué vamos a hacer estos días, porque no hay venta y no hay dinero y aquí no nos podemos quedar sin nada que hacer”, dijo doña Maritza Cortez.

Ella y sus hijos están ubicados en diversos puntos y con mucho esfuerzo soplaban la leña en una estufa para calentar agua y hacer un poco de café. Doña Maritza  revisó sus bolsillos y mostró a nuestras cámaras los 250 córdobas que vendieron ayer, y una de sus familiares aseguró que lo que van vendiendo lo gastan en comida, en compra de agua y pago de baños.

Al igual que ellos, han vendedores de sombreros, pizza y pollo que dormitan en el parque central de la ciudad. Según relata doña Maritza, unas mujeres que llegaron a vender papas fritas se fueron el mismo día porque solo vendieron 400 córdobas.

La situación de estas familias es bastante complicada, así que si les nace, pueden visitarlos en el atrio de la basílica y también en la acera del centro comercial de Diriamba.

1000 Characters left


Subscribe Font/Button