fbpx
Lun, 18 Enero

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Hermano de la menor de edad que sobrevivió en La Conquista, Carazo

Cinco miembros de una misma familia fallecieron productos de las lluvias causadas por IOTA. Los padres de tres menores edad, se encuentran con el dolor de haber perdido a dos de ellos, sin embargo, en medio de ese suplicio, surgió el milagro de que a la tercera, una niña de once años, la rescataran con vida, siendo la luz y la esperanza que les dará un poco de fortaleza en medio del fatídico hecho.

La niña era la hermana mayor de Daniela Umaña Rodríguez, quien iba a cumplir años el ocho de diciembre, y de Oscar David Umaña, quien cumplió los cinco años el pasado trece de octubre, quienes  se convirtieron en las dos primeras víctimas mortales del huracán IOTA en el país.

La Piñuela, en el municipio de La Conquista, en el departamento de Carazo, - Video de Luis Campos

Tanto ella como sus padres, Oscar Danilo Umaña, secretario político de la zona, y Fátima Rodríguez, lograron sobrevivir a la embestida del agua. Los vecinos relatan que en el lugar, como se había pronosticado para todo el territorio nacional, llovía sin cesar, y mientras el agua arreciaba, el río ubicado en la comunidad La Piñuela, en el municipio de La Conquista, en el departamento de Carazo, incrementó su nivel, arrasando con la casa de la familia a eso de las once de la noche, del pasado 17 de noviembre.

No tenían ataúd para el niño

Oscar Danilo, solo pudo salvar a la menor de once años.  “Empezó a llover y a llover y estaban dormidos, los agarró dormidos el río, se los llevó, el papá salvó a una, los dos pequeños murieron”, indicaron pobladores de la localidad, mientras llevaban el cuerpo del niño Oscar Danilo en una hamaca improvisada. Dichos pobladores se dirigían con el cuerpo hacia donde estaban 4 cadáveres más, listos para ser sepultados: el de la otra hermana de la sobreviviente, su tía y dos primas.

La niña está traumatizada y recuerda los gritos de sus dos hermanas, según personas allegadas a la familia. Cabe resaltar que no tenían ataúd para el cuerpo del niño de 5 años y lo permaneció sobre una tumba a espera de que consiguieran uno.

1000 Characters left


Subscribe Font/Button