fbpx
Jue, 29 Octubre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Doña Amanda Sotelo Cruz

Doña Amanda Sotelo Cruz nació un 8 de octubre de 1920, en el barrio San Antonio, de Jinotepe.

Se casó desde muy jovencita con Domingo Rojas, quien asegura es el amor de su vida. Dice que procreó 15 hijos y nunca necesitó partera, porque allí estaba el hombre que la asistía cuando sentía los dolores de parto, calculaba cada fecha exacta que daría a luz, para alistar gaza, alcohol, cuchilla, para que su esposo cortara el ombligo del bebé y luego colocara el fajón.

“En aquellos tiempos, no acudíamos a los hospitales, a mí nunca me gustó que me vieran parir, yo sola me asistía en cada parto, de esos 15 hijos solo 9 están vivos, mi esposo fue muy bueno conmigo, donde quiera me sacaba a pasear, nunca recibí un golpe de él a pesar de que tomaba licor y tenía varias mujeres, fue buen padre para mis 9 hijos que están vivos, él murió hace 22 años”, dijo la longeva de 100 años.

El día de su cumpleaños, una de las fechas más importante para sus 9 hijos, no estaba en el barrio San Antonio, donde actualmente vive, pues una de sus hijas se la llevó al barrio Belén, porque tenía preparada una pequeña recepción, con pocos asistentes, por la pandemia, pero un siglo de vida no se cumple todos los días.

Doña Amanda camina sin ninguna dificultad en toda la casa, hace algunos quehaceres en el hogar, duerme un promedio de 8 horas diarias, puede leer sin necesidad de usar lentes y enhebrar la aguja, pues se dedicó a cocer a manos la ropa de cama de sus hijos.

Mi mamá es una gran valiente, yo le doy gracias a Dios por prestarla en estos 100 años de vida que está cumpliendo hoy, siempre le celebrábamos en grande, hasta la calle cerrábamos, nos disfrazábamos del viejo y la vieja, traíamos los mariachis, pero ahora con el Covid -19 decidimos no hacer nada, por no arriesgar su salud, aparte de que varios de nuestros familiares hace pocos meses fallecieron y estamos de luto”, sostuvo su hija Elena Rojas.

La centenaria mujer goza de buen humor y dice que su principal secreto es alimentarse a base de maíz, y vivir una vida plena, también asegura que los huevos tienen que comerse bien tibios, la tortilla caliente acompañada con cuajada y su vaso de tibio con leche.

Enhebra aguja sin lentes

Ella vive rodeada de su gran familia, con una mente lúcida, conoce la descendencia de la cuarta generación, tiene con vida a sus 9 hijos, 39 nietos, 82 bisnietos y 33 tataranietos, quienes la describen como una mujer con corazón de oro, muy generoso. Se dedicó a la crianza de sus hijos en el hogar, ahora ellos creen que tiene la mejor recompensa.

Es una católica muy devota y cuando es el tope de las imágenes de Carazo, ella camina todo el trayecto de Jinotepe a Dolores, para ver el encuentro de las imágenes, “esconde su ropa para que nadie la lave porque está acostumbrada hacer sus oficios, sin la ayuda de nosotras”, finalizó Natalia Rojas, otra de sus hijas.

1000 Characters left


Subscribe Font/Button