fbpx
Jueves, Agosto 06, 2020

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

Señor llegó en busca de placer y murió en motel de San Marcos, Carazo

Yaciente en una cama, únicamente cubierto por un bóxer azul y una camisa manga larga, color blanco, al lado de su cuerpo, así encontraron  el cadáver de un señor de apellido  Muñoz,  la tarde del pasado 07 de julio, en un motel de la ciudad de San Marcos, Carazo.

De acuerdo con la información obtenida por este medio,  el ahora fallecido llegó en compañía de una mujer de identidad aún desconocida, al  motel Chilamate, ubicado en San Marcos, en el kilómetro 43.

Específicamente, no se sabe a qué hora el señor  Muñoz y su acompañante llegaron al hotel, pero se presume que él  habría tomado una pastilla antes de sostener relaciones sexuales, indicaron personas que tuvieron acceso a información de primera mano.

Cabe mencionar que los  trabajadores del motel, al darse cuenta de que el cuerpo del ciudadano  se encontraba sin vida, notificaron a las autoridades de la Policía Nacional.

El forense determinará causas de muerte

Los agentes del orden se hicieron presente en el cuarto de hotel, adonde el señor había llegado en busca de placer,  para realizar las averiguaciones pertinentes, con el fin de esclarecer el caso. En primera instancia, descartaron  un homicidio o asesinato, porque todo apunta a que Muñoz murió a causa de un infarto, sin embargo, sería el médico forense quien determinaría las causas exactas del deceso.

Las presunciones indican que pudo haber fallecido producto de un infarto, después de haber tomado un estimulante sexual, ya que muchos expertos indican que los fármacos  como sindenafilo (Viagra (R)), tadalafilo (Cialis) o vardenafilo (Levitra)  los pueden tomar pacientes que hayan tenido  problemas cardiovasculares, siempre que no utilicen medicación que esté contraindicada.

En realidad no todos los organismos reaccionan igual ante los fármacos, por lo tanto, antes de usar estos estimulantes sexuales es mejor visitar al médico, para evitar correr riesgos innecesarios que llevan a desenlaces lamentables en muchos casos.