fbpx
Lunes, Agosto 10, 2020

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Departamentales

“El sexi frescón de las limonadas”, un vendedor carismático en Jinotepe

Desde hace 10 años, José Alberto Mena López ,de 32 años, se dedica a vender limonada en la parada de Hulesa, un refresco que asegura está cargado de vitamina C.

Mena López se define como “El sexi frescón de las limonadas”, quien a partir de las 10 de la mañana ya está en su puesto de venta en Jinotepe –Carazo.

Este joven emprendedor comparte que los tiempos están difíciles, pero no deja de vender los 3 termos que a diario lleva cargados en un triciclo.

Leer más:Carne de res está escasa en mercado de Jinotepe

Quizás también te interese

“Yo comencé en la gasolinera Puma de Jinotepe, ya todos me conocen desde hace rato, ahora tengo 3 termos, vengo a las 10 de la mañana ya a las 12 del mediodía voy terminando, porque esta limonada el 80 por ciento es jugo de limón”, añade el vendedor.

A diario, María Mercedes López Zúniga elabora 200 refrescos de limonada a un precio de 10 córdobas, a las 5 de la mañana inicia la prepara ración del jugo, a picar hielo y empacar.

Yo me levanto a las 5 de la mañana al Mercado, hago compras de 500 a 600 limones, eso  exprimo diario. Él (su esposo) solo me ayuda a vender tiene ese carisma”, señala la esposa de Mena .

Admite que las ventas a veces están difíciles, pero sus clientes no fallan al mediodía a buscar la limonada para acompañar el almuerzo.

Un vendedor que le saca una sonrisa a sus clientes

El sexi es un apodo que se lo ganó en la secundaria, hizo una combinación con las ventas de sus frescos, ahora es conocido por todos como “El sexi frescón de las limonadas” .

Leer más:Vendedores de lotería afectados por bajas ventas y sorteos quincenales en Jinotepe

Diferentes estudios resaltan las múltiples propiedades del limón, una fruta que tiene efectos desintoxicantes y regula el organismo, la vitamina C se ve principalmente como una de las que ayuda a combatir el Covid -19, asegura este vendedor optimista y alegre.

Los conductores que pasan  por el sector de Hulesa hacen una parada casi obligatoria, porque no se va sin probar la limonada, además, este vendedor siempre saca una sonrisa al cliente cuando pregona el producto