fbpx
Imgen de referencia de hombre espiando/Infortaget

En el municipio de El Rosario, departamento de Carazo, Karen Sugey González Ordóñez ,de 35 años, denunció a su vecino José Peralta Arce, de 30,porque la espiaba mientras ella se bañaba en el patio de su casa.

 “Es un degenerado… lo descubrí grabándome con su celular cuando me estaba bañando”, refirió González, quien agregó que el denunciado estaba pendiente de sus movimientos y siempre la miraba a través del cerco de su casa. Ante la denuncia, las autoridades se encuentran investigando el caso que sin dudas sentará un precedente. 

Taxista intenta abusar sexualmente de Esteliana 

Aparte de este caso, una joven que viajaba a bordo de un taxi sufrió lesiones por parte del conductor, quien la lanzó con violencia del vehículo en marcha, cuando la víctima procedió a defenderse de los abusos sexuales.

La víctima aseguró que el hecho ocurrió en horas tempranas del martes 11 de febrero, por el sector del rastro municipal, sobre la Carretera Panamericana, en Estelí, y señaló que el conductor, al que no identificó bien, salió huyendo del lugar.

Puede leer: Femicidio Estremece Jinotepe este 20 de enero

Testigos del hecho aseguraron  que la afectada pidió auxilio en la vía publica . “Nosotros vimos que el taxista la golpeaba dentro del carro y después la aventó, entonces intentamos detenerlo cuando iba huyendo del lugar, porque la muchacha gritaba que el individuo la había violado, y casi le pasaron las llantas por sus brazos al quedar tirada en el suelo”, dijo un testigo que prefirió omitir su identidad.

Estos dos casos solo reflejan un fragmento de todo el flagelo al que están expuestas las mujeres a nivel nacional e internacional. Las denuncias sobre acoso, abuso sexual, agresiones físicas y psicológicas son constantes. En Nicaragua, de acuerdo con organismos feministas, como Católicas por el Derecho a Decidir, estas manifestaciones de violencia están presentes en su máxima expresión en los femicidios.