Las lluvias torrenciales han causado la inundación de calles en Lima, Perú.

Los peruanos enfrentan avalanchas, deslizamientos de lodo y extensas inundaciones causadas por torrenciales lluvias que han causado la muerte de por lo menos 75 personas y han dejado más de 100.000 desamparados desde enero.

En Lima, la capital peruana, residentes hacían fila el domingo para obtener agua potable, después que obstruidos sistemas de tratamiento de agua causaran restricciones en el agua corriente. Los supermercados han reportado escasez de agua embotellada.

Un calentamiento repentino y anormal de las aguas del océano Pacífico en las costas de Perú han causado las más mortales lluvias en décadas. Los ríos se han desbordado llevándose gente y vehículos, las carreteras ha resultado destruidas, al igual que las cosechas.

"El río se desbordó de un momento a otro y no tuvimos tiempo para sacar todas las cosas, todo quedó adentro. Lo único que pudimos sacar fue a los bebés. No sacamos ninguna ropa, pañales o leche. El río se llevó todo de un momento a otro", dijo Celia Chuilan, es una de las víctimas desplazadas por las inundaciones.

La temporada de lluvias en Perú ha causado 10 veces más lluvia que lo usual. El Centro de Operaciones de Emergencia dijo que más de 99.000 peruanos han perdido todo desde comienzos del año.

Ayuda humanitaria, del gobierno y de individuos, estaba siendo enviada por avión o barcos a las áreas afectadas.

VOA