Un avión militar ruso con 92 personas a bordo se estrella en aguas del Mar Negro

Un avión militar ruso con al menos 92 personas a bordo se ha estrellado esta madrugada en aguas del Mar Negro poco después de despegar del aeropuerto Adler de Sochi, balneario ruso a orillas de dicho mar. El aparato había desaparecido de los radares de control a los 20 minutos de iniciar el vuelo, según ha confirmado inicialmente el ministerio de Defensa de Moscú; poco después, los servicios de emergencia han hallado restos del fuselaje del aparato cerca de la costa.

 "Varios fragmentos del avión Tu-154 del ministerio de Defensa ruso han sido encontrados a 1,5 kilómetros del litoral de la ciudad de Sochi, a una profundidad de entre 50 y 70 metros", ha indicado el ministerio en un comunicado recogido por las agencias nacionales. Defensa también ha comunicado que no hay supervivientes.

Los socorristas han hallado un primer cuerpo a unos seis kilómetros de la costa, ha indicado un portavoz del ministerio ruso de Defensa. "El cuerpo de una persona muerta en el accidente del Tu-154 del ministerio ruso de Defensa fue hallado a seis kilómetros de la costa de Sochi", sur de Rusia, dijo el portavoz Igor Konashenkov.

Camino de Siria

El avión, un Tupolev 154 (TU-154), se dirigía a la provincia siria de Latakia, de acuerdo con datos aún sin confirmar de los servicios de emergencias locales. En su interior volaban 83 pasajeros y 8 miembros de la tripulación.

Entre ellos se encuentran nueve periodistas y 64 miembros del coro del Ejército Rojo y el conjunto de danza Alexandrov, que iban a participar en las festividades de Año Nuevo en la base aérea siria de Jmeimim, donde Rusia tiene desplegada una agrupación de aviones de guerra. También viajaba la presidenta de la fundación "Ayuda Justa", la doctora Elizaveta Glinka, una conocida filántropa rusa que acompañaba una carga humanitaria destinada a un hospital sirio.

El avión perdió el contacto 20 minutos después de despegar, hacia las 05:20 hora local (02:20 GMT), cuando realizaba maniobras sobre aguas rusas, recoge la agencia Interfax. Las autoridades han lanzado una investigación para aclarar lo ocurrido. Fuentes de los servicios de emergencia indicaron que el Tu-154 procedía de Moscú y había hecho escala en el aeropuerto de Sochi para repostar combustible.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, indicó que el presidente ruso, Vladimir Putin, fue informado inmediatamente del suceso y a primera hora de este domingo ha encargado a su primer ministro, Dimitri Medvédev, encabezar la investigación del suceso.

"El jefe de Estado expresó sus más profundas condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos en la catástrofe aérea", añade la nota de la Presidencia rusa.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar Asad, ha reaccionado al accidente declarando que se siente apenado por el "accidente del avión militar ruso", pero que este suceso no afectará a la lucha contra el Estado Islámico. En su mensaje de condolencias enviado a Putin, ha asegurado que los dos países son socios en la lucha por "la estabilidad, la seguridad y la paz" en Siria.

El coro del Ejército

El Alexandrov Ensemble tiene una larga tradición como coro del Ejército soviético y ruso, que con el paso de los años se amplió a una orquesta y un grupo de danza.

Fue creado en 1928 por el músico Alexander Alexandrov (1883-1946), quien compuso en 1943 el himno nacional de la Unión Soviética.

El repertorio del coro incluye unas 2.000 obras, entre ellas canciones religiosas ortodoxas, populares rusas, marchas, pero también piezas destacadas de música pop.

En 1948, el coro del Ejército Rojo actuó en la Berlín ocupada tras la Segunda Guerra Mundial y con el paso de los años ofreció conciertos en todo el mundo. En mayo de 2016 había sido nombrado como director el teniente general Valeri Jalilov, que se encuentra entre las víctimas del accidente de avión ocurrido este sábado.

También se encuentra entre las víctimas Vladislav Golikov, el solista del coro del ejército ruso que se hizo famoso en YouTube por cantar una jota aragonesa.